ONG’s: adiós derechos, hola beneficencia

Es los últimos años las ONG más grandes y jerarquizadas parecen haber ido absorbiendo el relevante papel de auxilio social que hasta ahora desempeñaban administraciones de todos los niveles. Esta misión, a todas luces excesiva para organizaciones no gubernamentales, consiste en “tapar los huecos” que va dejando sin cubrir un estado en pleno proceso de  desmantelamiento. Lo curioso es que esta sustitución, que aquéllas aceptan encantadas, no genera ninguna preocupación. Al contrario, la solución ONG tiene toda la apariencia de resultar Buena, Bonita y, sobre todo, Barata

todo corazONG

Claro que convendría preguntarse por qué Cáritas o Cruz Roja, entidades altamente burocratizadas, han llegado a convertirse en funcionarios permanentes dentro de nuestros servicios de auxilio cuando por su naturaleza deberían aparecer sólo de forma excepcional en aquellos casos en que a la administración le resulte difícil realizar su tarea. Así debería ocurrir si España fuese un auténtico estado social, tal como proclama la Constitución. El problema es que, a día de hoy, proteger la creciente marginación que genera nuestro régimen económico es un lujazo que tan maravilloso régimen ha decidido excluir de la partida de gastos.

Como resultado, tenemos unas enormes para-instituciones con características muy prácticas para estados “adelgazados”, entre ellas la de pdoer dotarlas discrecionalmente de  la cantidad de dinero que queramos y cuando queramos, pues al fin y al cabo se trata de un favor que la administración hace a los más vulnerables… Y ahora resulta que estamos proveyendo a unas ONG intermediarias de unos enormes fondos que ayer salían de partidas presupuestarias obligatorias que ahora además de reducirse adquieren la curiosa forma de donativos. Para colmo, estas organizaciones se mantiene mayoritariamente con trabajo voluntario o muy mal pagado y si, aún encima, empresas y bancos patrocinadores se benefician de las jugosas desgravaciones que se aplican a sus “limosnas”, la jugada resulta perfecta.

Insistimos en que, ideológicamente el cambio de concepto es empobrecedor para la ciudadanía: el DERECHO constitucional de las personas en estado de marginación a ser atendidas por organismos estables y suficientemente dotados, pasa a considerarse BENEFICENCIA que el estado ejercita a través de unas entidades externas llamadas ONG’s. Y a estas alturas del cuento, ya no debería extrañarnos que tan perfectas colaboradoras acaben siendo extremadamente mansas y acríticas (o superficialmente críticas) con los gobiernos que las mantienen…

Aparte de todo esto, podríamos tocar el tema de las irregularidades contables y de otro tipo observadas en muchas de ellas; o el influjo perversamente moderador cuando desarrollan su actividad en otros países, aplacando críticas y denuncias contra los opresores; o incluso actuando de vectores de colonización ideológica o herramientas de invasión económica, tal como fue reiteradamente denunciado por fuerzas progresistas y activistas de muchos de esos países.

ONGs

Por suerte, esta deriva conformista que sigue el juego a un sistema injusto no parece que vaya a durar siempre. Surgen día a día grupos libres y centenares de voluntarios de buena fe con la mejor de las vocaciones que persisten en sus luchas a favor de los desfavorecidos y en sus denuncias contra la injusticia y la desiguladad. Eso sí, también debemos tener claro que, en adelante, cada vez que escuchemos el término ONG no debemos dar por supuesta la buena fe y la pureza de corazón que veníamos atribuyéndoles a todas ellas hasta hace unos años.

Más información, en otros artículos de Attac: http://bit.ly/1xzkFwX

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: